¿Se puede comer pescado luego de una cirugía?: Desterremos algunos mitos

Seafrost Distribuidora SAC

El pescado es uno de los alimentos con mayor valor nutricional. Su carne es rica en vitaminas, proteínas y minerales. Y si te preguntas: ¿se puede comer pescado luego de una cirugía? Te decimos qué tan cierta es la creencia de que incluir pescado en tu dieta post operatoria es dañino. 

 

Una operación puede ser de mayor o menor complejidad según la zona del cuerpo. De acuerdo a esto el tratamiento cambia. Pero seguir una alimentación adecuada es una indicación médica invariable y necesaria para recuperarte.  

 

La nutrición y la recuperación dependen una de la otra. Así que lo ideal es incluir en tu dieta blanda alimentos que ayudan a desinflamar, a cicatrizar y refuercen el sistema inmune. ¿Crees que el pescado puede hacer eso por tu organismo?

 

Creer que es malo comer pescado después de una cirugía es una creencia popular muy conocida. Muchas personas están convencidas de que este alimento causa infección, lo que no sería nada bueno en un escenario post quirúrgico. 

 

¿Aún te preguntas por qué no se puede comer pescado después de una operación o ya estás dudando que eso sea cierto? Aquí desterramos algunos mitos respondiéndote varias preguntas sobre el pescado y las operaciones!

 

 

comer pescado después de una cirugía

 

¿Puedo comer pescado después de una operación?

 

¡Sí se puede comer pescado después de una cirugía! Te explicamos cómo 5  componentes del pescado te van a ayudar a cicatrizar, regenerar tus tejido y más después de  tu proceso operatorio.

 

  • Zinc

  • Este mineral está presente en todos los tipos de pescado y es uno de sus componentes más efectivos para prevenir infecciones. 

 

  • Omega 3

  • El pescado es rico en este ácido graso, que también evita infecciones y no es producido por el cuerpo. Solo se obtiene a través de la alimentación y es un poderoso antiinflamatorio natural que te ayudará en esta etapa. 

 

  • Proteínas

  • Fortalecen tu  sistema inmunitario generando anticuerpos. Y en cada 100 gr de pescado encontrarás hasta 21 gr de proteínas. Ellas también te ayudarán a cicatrizar las heridas y a reparar tus tejidos. 

 

  • Hierro

  • Este mineral es fundamental ya que en la operación se suele perder sangre. Él estimula la producción de la hemoglobina, proteína de la sangre que fortalecerá tu sistema y tu cuerpo.

 

  • Vitamina B6

  • Reduce la retención de líquidos postoperatoria que causan inflamación y dolor. Te damos un plus: el pescado también tiene vitamina C y está acelera la cicatrización de la cirugía y fortalece el sistema inmune.

 

¡Derribamos uno de los mitos!, ahora ya sabes que una persona operada sí puede comer pescado. La recomendación es seleccionar el más fresco y evitar freírlo. Cocinarlo al vapor u horneado ayudará a conservar mejor sus propiedades. 

 

¿El pescado es irritante después de una cirugía?

 

No, el pescado no es irritante en ningún contexto y menos para una cirugía. Se dice que un alimento es irritante cuando causa dolor, ardor, acidez estomacal y reflujo. Por lo general, las carnes que pudiesen producir estos malestares son las de cerdo y las que contienen mucha grasa. 

 

Como dijimos el pescado es rico en ácidos grasos naturales, no saturados como el Omega 3 y el Omega 6. Además su carne es de fácil digestión. Así que si es manipulado idóneamente y consumido sin excesos, no tiene por qué ser irritante. 

 

Cuando una persona está tomando medicamentos muy fuertes o muy frecuentemente el médico suele recetar protectores gástricos para evitar estas molestias. Así que consulta a tu doctor si en tu caso es necesario y celebra que derribamos el segundo mito.

 

 

vitaminas del pescado

 

¿Cuándo no se debe comer pescado?

 

Como has leído, el pescado es un alimento muy nutritivo para el organismo. Por lo que es poco común que exista una razón para no comerlo. Sin embargo, acá te enumeramos algunas que podrían alejarte de este delicioso producto del mar.

 

  • - Alergias: algunas personas son alérgicas a los pescados y mariscos. Lamentablemente, para ellas no es apto. 

 

  • - Mercurio: la acción inconsciente del ser humano ha provocado la contaminación del mar, hábitat natural del pez. Por lo que, en algunos casos el producto, puede tener rastros de mercurio. Ante esto, es recomendable comprarlo en distribuidores autorizados.

 

  • - Mal preservado: el pescado es un producto delicado y cuando no está fresco es riesgoso. Si no está conservado puede causar náuseas, vómitos, diarrea y otros malestares.

 

 

5 tips para comprar pescado fresco

 

  • - Al tacto la carne debe ser firme y regresar a su forma si la presiona. Además debe verse brillosa. 
  •  
  • - Los ojos del pescado deben ser claros y saltones.
  •  
  • - Las branquias deben ser de un color rojo brillante y sin baba.
  •  
  • - Un pescado fresco debe oler a mar, no a pescado.
  •  
  • - El pescado no debe tener decoloraciones ni  bordes café o amarillos.

 

pescado congelado

 

¿El pescado congelado es fresco? 

 

El pescado congelado puede ser mucho más fresco que los que ofrecen como tal en el mercado. Si se ha respetado la cadena de frío, conservará sus nutrientes ya que en el proceso la pérdida de estos es casi nula. ¡Y con esto derribamos el tercer mito!

 

Ahora podrás decir con fundamento y sin caer en falsos mitos ‘puedo comer pescado después de una operación’, sabiendo cuánta nutrición y recuperación te aporta.

 

¡Te invitamos a leer nuestro blog Makro en el que podrás aprender todos los beneficios que te brindan nuestros deliciosos productos!

 



Tags