10 errores que debes evitar al abrir un restaurante

Makro

El rubro gastronómico se está levantando tras meses duros. Sin embargo, pese a las adversidades, hubo emprendedores que se animaron a abrir un restaurante en medio de la pandemia, demostrando que los infortunios no los amilanan.

Hoy, con menos incertidumbre en el panorama, se vuelve a pensar en tener un local de comida propio. Si es tu caso, ¿cuáles son los errores que debes evitar al abrir un restaurante? Te lo contamos a continuación.

 

Errores que debes evitar al abrir un restaurante

 

1. No tener un concepto claro

Para que un restaurante tenga éxito es necesario que cuente una historia. Este es el concepto y todo en tu local debe girar a su alrededor: desde cómo luce hasta la atención.

Al planificar la apertura de tu restaurante es importante que pienses cuál es el mensaje que quieres transmitir. Esta identidad que le des a tu negocio es con la que te identificarán los clientes.

 

2. No tener un plan de negocios

Este es el principal de los errores que debes evitar al abrir un restaurante. No tener un plan de negocios es como caminar sin rumbo y no tener capacidad de adelantarse a alguna eventualidad.

Un plan de negocios te permite tener objetivos claros para planificar, prever y prevenir problemas. Para armarlo, investiga cómo funcionan otros restaurantes y ten claro cuál es tu público. Luego arma tu presupuesto detallado, incluyendo un colchón financiero para los primeros meses

 

3. No pensar en la ubicación

A veces, por ahorrar, los dueños de restaurantes eligen locales que no les traerán ningún beneficio. Una buena ubicación es determinante para el éxito.

Para buscar un espacio, primero entiende los hábitos de consumo de tu público y dónde suelen moverse. Luego, selecciona opciones con visibilidad para que sea más fácil encontrarte. Finalmente, evalúa “los extras”: espacio abierto para terraza, espacio de estacionamiento, etc.

 

4. Ser informal

Trabajar en la informalidad es otro de los errores que debes evitar al abrir un restaurante.

Pensar en ser formal debe siempre ser una prioridad. Eso asegurará tu inversión y, además, darás una buena imagen a tus clientes. Para esto, considera siempre los gastos de papeleos y licencias dentro de tu presupuesto inicial y empieza con los trámites cuánto antes.

 

5. Armar mal el menú

Diseñar tu carta no es sumar platos al azar. Un buen menú tiene un hilo conductor que responde al concepto que has creado.

Piensa siempre en qué quieres transmitir al cliente: sabor casero, cocina de autor, sabores audaces, etc. Además, piensa en recetas que tengan un elemento que las diferencie de la competencia.

Recuerda que el que mucho abarca poco aprieta: es mejor un menú con pocos platos bien hechos que uno con muchas opciones dispersas de calidad media.

 

6. Tener malos proveedores

A veces, los errores que debes evitar al abrir tu restaurante no están del todo en tus manos. Buscar buenos aliados que te ayuden a no cometerlos es fundamental, como el caso de los proveedores.

Los proveedores son la base de tu negocio, ya que ellos te proveen de los insumos para tu trabajo diario. Por eso, es primordial que te tomes el tiempo para buscar el que mejor se adapte a tus necesidades y te ofrezca materia prima de calidad, puntualidad y honestidad en el negocio.

 

7. No capacitar a tus trabajadores

Tu equipo de trabajo es el rostro de la marca con los clientes y deben estar familiarizados con el concepto del restaurante y qué quieren transmitir a los clientes.

Mantenerlos capacitados no solo asegura que la experiencia que quieres brindar se ofrezca de forma correcta, sino que también fomenta el compromiso de tu equipo con la empresa y crea un buen ambiente de trabajo.

 

8. No preocuparte de la experiencia

Otro de los errores que debes evitar al abrir un restaurante es olvidar que hoy los comensales no solo buscan buenos platos, sino experiencias inolvidables en el local.

En esta construcción de una experiencia gastronómica del restaurante, debes preocuparte por cada detalle: la decoración, la atención al cliente, los tiempos de espera en el servicio, la calidad de la comida, la presentación de los platos, la decoración del local, etc.

 

9. Olvidarte del marketing

Que el público llegue a ti no solo se logra con un buen local y rica comida, sino con estrategias de marketing para promocionarse.

Una primera herramienta para llegar a las personas rápido y con poca inversión son las redes sociales. Empieza con un perfil activo, con contenido de calidad y que resulte interesante; luego se complementará con el contenido de los comensales en respuesta a la experiencia que ofrezcas.

 

10. Creer que el trabajo termina cuando abres

El más grande error que debes evitar al abrir un restaurante es pensar que el trabajo terminó con la inauguración. Ser propietario es una labor diaria, ya que estar presente te permite evaluar puntos de mejora dentro de tu operación, conectarte con tu equipo de trabajo y conocer mejor a tu clientela y sus necesidades.

Mantenerte activo dentro de tu restaurante te permitirá estar en contacto con los cambios en el mercado, adaptarte a ellos e innovar.


Los errores al abrir un restaurante pueden aparecer, pero tú debes estar preparado para identificarlos y darles solución. En nuestro blog encontrarás más consejos que te ayudarán a hacer crecer tu negocio. ¡Ingresa aquí!